Génova asume el control del PP asturiano

ASTURIAS

El líder del PP, Pablo Casado, en Oviedo donde presentó públicamente a la candidata popular a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, expresidenta de Hunosa
El líder del PP, Pablo Casado, en Oviedo donde presentó públicamente a la candidata popular a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, expresidenta de Hunosa J.L.Cereijido

Un responsable de la dirección nacional designará en la próxima Junta Directiva regional al presidente interino tras la renuncia de Cherines

10 oct 2019 . Actualizado a las 17:42 h.

¿Quién manda en el PP de Asturias? Sobre el papel, en la víspera de la campaña electoral de unos comicios generales repetidos, el organigrama del partido presenta dos enormes huecos en los lugares más destacados. Mercedes Fernández presentó su dimisión como presidenta este lunes ante la dirección nacional y la figura del secretario general está ausente desde el relevo de Luis Venta por un caso de presuntas amenazas a un concejal de Gijón que después fue archivado por los tribunales. El tercero en el escalafón es el coordinador general, José Agustín Cuervas-Mons, pero el relevo del poder en el PP asturiano no sigue ese camino sino que se dirige a zanjar, por la imposición de Génova, la situación de bicefalia a la que se había visto abocado el pasado mes de enero cuando la dirección de Casado apostó por Teresa Mallada, en detrimento de Cherines, como candidata autonómica.

Este vacío de poder se resolverá pronto, aunque aún sin una fecha determinada, en todo caso probablemente antes de que termine la semana. Será en la próxima Junta Directiva regional, que todavía debe convocarse, cuando se decidirá un presidente o presidenta interina. Allí  el comité ejecutivo propondrá un nombre que luego será ratificado por a la junta directiva. Se hará además con presencia de un delegado de Génova que marcará directamente el nuevo nombre. Fuentes del partido resaltaron a lo largo de la mañana en Madrid que el modelo por el que se regirá la transición será «el de Canarias». En las islas, los malos resultados de los comicios autonómicos, llevaron a la renuncia del presidente regional,  Asier Antona, ahora en el Senado. Entonces se nombró a Australia Navarrio, secretaria general, como máxima dirigente interina hasta la elección del nuevo presidente del partido regional, Pedro Súarez. Pero en Asturias no hay secretario general tras el relevo de Venta, que era además persona de máxima confianza de Mercedes Fernández.

La propia Teresa Mallada tiene muchas papeletas para ser nombrada presidenta interina por designio directo de Génova. Juega a su favor el precedente de la la renuncia de Ovidio Sánchez, en la época de la escisión de Cascos, cuando se nombró a Mercedes Fernández hasta que fue ratificada en un congreso autonómico. Se terminaría así con la situación de bicefalia en el partido y se concentraría la autoridad, como es tradicional en el grupo conservador asturiano, en una única persona, la que además es portavoz del grupo parlamentario en la Junta General.