Adif sólo considera estratégica una estación en Asturias

El operador publica las listas de cara a cumplir los requistos del reglamento europeo para la liberalización de las líneas de tren


Sólo una estación de tren en Asturias aparece en el listado de «estratégicas» definidas por Adif que ha encuadrado en una selecta lista de sólo 54 de entre todas las de su amplia red en España. No se trata de una consideración basada en el número de pasajeros, o de la relevancia crucial para las comunicaciones, sino de algo más burocrático. Adif ha definido como estratégicas a una serie de estaciones sobre las que deba ofrecer una concienzuda información en cumplimiento de los requisitos del Reglamento de Ejecución (RE) 2017/2177 de la Comisión Europea, pensado para la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros (y que atañe fundamentalmente a las características técnicas y servicios de cada una de las estaciones). Dado que las estaciones de Adif superan los seis centenares, había reclamado a la Comisión Nacional de los Mercado y la Competencia (CNMN) que se pudieran declarar exentas a un buen número de ellas.

Así en la lista de estratégica de Adif sólo se encuentra Oviedo.  Entre las 585 que son declaradas como no estratégicas se encuentran paradas importantes, siete de ellas de alta velocidad, pero no han recibido la consideración para la exigencia de los pormenorizados traslados de documentación que establece el reglamento europeo. En esa lista (en los anexos II y III que distinguen estaciones comerciales y de pasajeros) aparece Gijón-Sanz Crespo con una media de 180.000 pasajeros. Es una de las estaciones con mayor número de viajeros que aparecen en ese listado, junto a Cádiz, Santander, Vitoria, Jerez de la Frontera o Zamora. Siguiendo los criterios establecidos por la CNMN, la consideración de estación estratégica ha quedado para aquellas infraestructuras estimadas como claver por tener más de 300.000 viajeros al año o tratarse de aquellas que gestionen una cifra superior a los 8.000 trenes por ejercicio.

Con todo, en las defiinición, Adif ha tomado también en cuenta las peticiones de las empresas privadas, para aquellas líneas en las que han manifestado un mayor interés a la hora de preparar su participación. Ese el caso de los trazados gallegos de A Coruña, Vigo-Guixar, Santiago de Compostela, Pontevedra y Vilagarcía de Arousa; ya que todas ellas están incluidas en la línea internacional que la empresa Arriva pretende establecer entre Galicia y Portugal.

Adif recalcó que la consideración de estaciones no estratégicas responde a los requerimientos del proceso de liberalización y «no supone que ninguna estación no considerada estratégica se vaya a cerrar o que deje de prestar algún servicio de los que viene prestando en la actualidad».

El pasado mes de julio, los consejos de administración del ADIF y ADIF Alta Velocidad aprobaron la modificación de sus Declaraciones sobre la Red 2019, un documento que fija las condiciones para abrir la red ferroviaria española a nuevos operadores el 14 de diciembre del 2020, tal y como establece la directiva de la Unión Europea. El trámite supone iniciar el proceso de liberalización y de selección de las compañías que, a partir de esa fecha, pondrán fin al monopolio ejercido por Renfe desde mediados del siglo XX. Las empresas interesadas tienen de plazo para presentar sus solicitudes hasta el próximo 31 de octubre, y antes del 15 de diciembre el ADIF deberá dar a conocer los operadores elegidos para la preadjudicación de líneas y horarios, prácticamente un año antes de que se produzca por ley la apertura del mercado español. En lo que a Asturias se refiere, los túneles del AVE deberían estar listos dentro de un año llegando a la par que la mejora de las tarifas en los servicios. 

Casi un año atrás, en septiembre de 2018,  la CNMC dio luz verde al que debería ser el primer servicio ferroviario de Alta Velocidad privado que operará en España en competencia con Renfe. Se trata de un proyecto promovido por Ilsa, una firma controlada por Air Nostrum. Las ciudades de Madrid y Montpellier quedarían unidas por esta ruta, que también contempla paradas nacionales con lo que, en la práctica, podrá ofrecer viajes entre Madrid y Barcelona, uno de los corredores con mayor tránsito de viajeros. La apertura a la competencia del tráfico nacional está prevista para finales de 2020.

Asturias se «engancha» al AVE de León

Carmen Liedo
Alvia
Alvia

Empresarios leoneses cuentan el impulso económico que ha supuesto la alta velocidad. Renfe estudiará en septiembre fletar minibuses desde Oviedo y Gijón

Cada año que se retrasa la culminación de la llegada del AVE a Asturias y la conexión con Madrid por alta velocidad, se merman oportunidades a la región, a una comunidad autónoma en declive socioeconómico necesitada de estímulos que la hagan resucitar. Una prueba del efecto que puede generar la mejora de las comunicaciones ferroviarias con la capital de España es León, provincia vecina que el 29 de septiembre de 2015 (va a hacer cuatro años) veía como el tren de alta velocidad llegaba a la ciudad cumpliendo así una reivindicación histórica y dando un impulso a la ciudad reconocido en la actualidad por el sector empresarial. Desde entonces, el servicio ha evolucionado y el pasado 1 de julio el tiempo de trayecto entre León y Madrid (y viceversa) se recortaba en quince minutos gracias a la puesta en servicio de una fase más evolucionada del sistema de control del tráfico de la línea, el ERTMS2. Esto hace que los viajeros de este AVE puedan ir de capital a capital en menos de dos horas, y eso resulta atractivo también para los asturianos, que no dudan en hacer el trayecto hasta León en coche para allí «engancharse» al AVE. Es más, Renfe hará un estudio en septiembre para ver cuánta gente de Asturias opta por la alternativa coche-AVE para llegar a Madrid con el objetivo de plantear la posibilidad de que alguna empresa de transporte por carretera flete minibuses desde Oviedo y Gijón con destino a León.

Seguir leyendo

Comentarios

Adif sólo considera estratégica una estación en Asturias