Este es el mes con más riesgo de vivir una ola de frío en Asturias

El Principado ha sufrido 24 episodios en los últimos 44 años, según Aemet

Ola de frío polar con bajas temperaturas
Ola de frío polar con bajas temperaturas

Redacción

Asturias es una de las provincias españolas que se encuentran en mitad de la tabla en cuanto a olas de frío. Entre los meses de noviembre y febrero, contabilizados desde 1975, el Principado se ha congelado un total de 24 veces en los últimos 44 años, ocupando el 13º puesto, junto con Valladolid y Zamora. De este periodo de cuatro meses, es enero, con nueve ocasiones (más dos compartidas con diciembre del año anterior) el mes que más olas de frío ha vivido, seguido precisamente de diciembre, con seis (a las que hay que sumarles esas dos compartidas), febrero, con seis, y noviembre, con una. 

Desde 1975, año en que empieza la serie histórica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se han contabilizado un total de 59 olas de frío, siendo Huesca, provincia que encabeza la lista, sumando 40. Le sigue en el podio, Tarragona con 36 y comparten bronce, León y Guadalajara con 35.

Desde 1975 hasta el año 2000, Asturias vivió 14 olas de frío , frente a las 10 que ha sufrido en lo que llevamos de siglo XXI. La útima de ellas tuvo lugar en enero de este mismo año, 2019, y la primera, en diciembre de 1975. Además, la más duradera de este siglo, que también afectó al Principado, fue en diciembre de 2001, con una duración de 17 días. En el siglo pasado, la más duradera vivida fue en enero de 1985, que además es la más extendida afectando a 45 provincias. 

Además, el estudio deja fuera a Canarias por sus temperaturas suaves y fija los umbrales de diferentes variables que actúan en estos episodios y tiene en cuenta las temperaturas registradas, la duración y el territorio afectado, con datos recopilados en 131 estaciones, comprendidos entre los días que van desde el 1 de noviembre hasta el 28 (o 29) de febrero, que equiparan con el invierno.

Junto a Huesca (40), Tarragona (36), León y Guadalajara (35), se encuentran Granada y Badajoz (34) y Burgos, Ciudad Real, Navarra y Salamanca (32). En el otro lado de la tabla, obviando las dos provincias canarias, se sitúan A Coruña (11), Lugo (13), Vizcaya (14), Pontevedra (16) y Álava y Castellón (18).

La ola de frío más duradera en estos últimos 44 años se registró entre el 13 y el 29 de diciembre de 2001; la más intensa, fue en enero de 1985 (con una anomalía térmica media de 5,5 grados por debajo de lo normal en el día más frío del episodio), que también fue la más extendida afectando a 45 provincias. La que contó con la temperatura más baja, del 18 al 21 de diciembre de 2009, con -9,0ºC como media de temperatura mínima del día más frío. Los inviernos con más episodios de este tipo son los de 1975-1976 y 1980-1981, con cuatro, seguidos de los de 1990-1991, 1998-1999, 2004-2005, 2009-2010 y 2011-2012, con tres.

¿Qué es una ola de frío?

El estudio del Banco Nacional de Datos Climatológicos de la Aemet, recogido por Servimedia, precisa que el criterio elegido consiste en considerar «ola de frío» a un episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran mínimas por debajo del percentil del 5% de su serie de temperaturas mínimas diarias de los meses de enero y febrero del periodo 1971-2000. Esto, mediante un ejemplo sería: los meses de enero y febrero suman 59 días por año, por lo que en el periodo 1971-2000, totalizarán 59 días/año x 30 años = 1770 días, a los que habría que añadir 8 días más correspondientes a los años bisiestos. Al hallar el percentil del 5%, lo que estamos haciendo realmente es localizar el 5% de los días más fríos (1778 x 5/100 = 89 días), y una vez localizados esos 89 días más fríos de los meses de enero y febrero de los años 1971 a 2000, la temperatura umbral sería la mayor de esas 89 temperaturas. El cálculo se ha hecho con las temperaturas mínimas, por ser las empleadas en el trabajo, según el propio estudio de Aemet.

Metodología

En primer lugar, se procede a determinar las estaciones en base a una serie de requisitos: tienen que funcionar en la actualidad, tener una serie suficientemente larga para poder calcular sus percentiles y distribuirse uniforme sobre el territorio. Con estas premisas, finalmente se seleccionan 131 estaciones. Canarias, por lo suave de sus temperaturas queda fuera del estudio. El segundo paso consiste en determinar para cada estación una «temperatura umbral».

Se obtienen para cada una de las 131 estaciones del estudio, sus «episodios fríos», entendiendo como tales, episodios de al menos tres días consecutivos con temperatura mínima igual o inferior a su «temperatura umbral». En este estudio solo se tienen en cuenta los días que van desde el 1 de noviembre hasta el 28 (o 29) de febrero, que equiparan con el invierno. El segundo paso, es determinar los «días fríos», considerando como tales a aquellos en que al menos el 10% de las estaciones consideradas están dentro de uno de los «episodios fríos» localizados en la primera etapa. Por último, se localizan tres o más días fríos, que se corresponderán con olas de frío. Si la separación entre dos olas de frío es de un día, se considerará una única ola.

Comentarios

Este es el mes con más riesgo de vivir una ola de frío en Asturias