La reflexión de los científicos españoles: «Muchas mujeres vieron en ella su Marie Curie española»

Todos ellos destacan que se trata de una «referente» en el mundo de la ciencia en general

Margarita Salas y Carlos López Otín
Margarita Salas y Carlos López Otín

Redacción

Algunos de los científicos españoles más significativos de diversas ramas de la ciencia han lamentado en declaraciones a Europa Press la muerte de la bioquímica Margarita Salas, destacando todos ellos que se trata de una «referente» en el mundo de la ciencia en general y, en España en particular, tanto para hombres como mujeres. El catedrático de Historia de la Ciencia y miembro del Departamento de Física Teórica de la UAM, José Manuel Sánchez Ron, ha destacado a Europa Press que Margarita Salas fue «un ejemplo para muchas mujeres, que vieron en ella su Marie Curie española», pues demostró «que ser mujer no era, no es, un obstáculo para ser científica». Además, el investigador comenta que a Margarita Salas le hubiera gustado ser premiada con el Princesa de Asturias.

También Alicia Sintes, la Doctora en Física por la UIB y una de las científicas de LIGO (colaboración internacional que detectó por primera vez ondas gravitacionales y le valió el Premio Nobel a los principales científicos del descubrimiento) ha subrayado a Europa Press que Salas fue un «referente en la ciencia española». «Fue una gran pionera, rompió con estereotipos, fue una investigadora de gran valor, una trabajadora incansable», dice Sintes, que también destaca que es un «ejemplo» y «modelo» para las científicas jóvenes y «para todos».

También el conocido paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga comenta a Europa Press que Salas fue «la primera científica internacional». Tal y como señala, pertenece a la «generación del despegue de la ciencia española» tras la Guerra Civil y sus inventos fueron «muy relevantes». Arsuaga, que ha coincidido con la científica en varias ocasiones, destaca de ella su «gran personalidad», su «cariño», y que fuese una mujer con «mucha inteligencia», así como una «persona muy normal», además de ser una «referencia». «El lugar que ocupa en la Historia nadie lo puede ocupar, pero las futuras generaciones llegarán muy lejos», ha dicho, según informa Europa Press.

«Se ha ido una de las científicas más importantes de las últimas décadas», ha apuntado por su parte la divulgadora y Doctora en Matemáticas por la US, Clara Grima. «Me parece una noticia muy triste; Margarita parecía eterna, pero no», ha lamentado, pues considera que Salas es «la referente perfecta para niñas y adolescentes», tanto por sus inventos («revolucionó las pruebas de ADN»), como por sus patentes (que han generado «muchísimo dinero en la ciencia en España») y su forma de ser y trabajar. Además, ha destacado de la bioquímica su defensa por la investigación básica.

El paleobiólogo del MNCN-CSIC Antonio Rosas también cree que la muerte de Salas es una noticia «triste». «Margarita Salas ha sido una gran figura que ha demostrado una gran honestidad y humildad. Una gran mujer en la ciencia», ha destacado. Según Rosas, Salas fue «un ejemplo, una isla, un oasis en un desierto» y un referente colectivo que supone una «gran pérdida». Para el científico, «el reconocimiento unánime a su impacto colectivo es envidiable y referente». Además, cree que Salas llegó al nivel de reconocimiento al que podría haber llegado si hubiera sido hombre y considera que afortunadamente su perfil y aportaciones científicas no han quedado por detrás de ninguna figura masculina.

El primer becario de Salas

El bioquímico Jesús Ávila, primer becario de Margarita Salas a su llegada al Centro de Biología Molecular «Severo Ochoa», en 1969, también ha querido despedirse de su maestra. «Ha hecho una labor maravillosa, no solo a nivel nacional, sino a nivel internacional; está muy, muy, muy reconocida», ha recordado en declaraciones a Europa Press Ávila, quien hizo su tesis doctoral con ella, con quien ha tenido desde entonces una «buena relación científica y humana».

Ávila, que actualmente es director científico de CIBERNED, ha alabado su labor y su contribución, más allá de que fuese hombre o mujer. «Estaba muy por encima de muchísimos científicos; estaba a nivel internacional en el top, en lo más alto de la ciencia», ha señalado, para afirmar rotundamente que Margarita Salas es la Marie Curie española y, a su juicio, «la mejor científica del siglo XX». También ha destacado su forma de trabajar: «Formaba muy bien a su gente porque les enseñaba cómo hacer las cosas, de un modo riguroso, a que los experimentos que uno hacía fuesen creíbles para todo el mundo y fuesen exactos». «Ese tipo de rigurosidad y su modo de trabajar perfeccionista ha sido muy importante y ha creado una escuela en las cuales eso es imprescindible, que es hacer las cosas bien», concluye.

Comentarios

La reflexión de los científicos españoles: «Muchas mujeres vieron en ella su Marie Curie española»