Cómo ser un paraíso natural protege a Asturias de las pandemias

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Vista de Muniellos
Vista de Muniellos Manuel S. CalvoTurismo de Asturias

El biólogo asturiano Alfredo Ojanguren analiza las claves de la pandemia de origen animal y la importancia de la conservación de los ecosistemas y de las especies «que nos quedan»

08 oct 2020 . Actualizado a las 21:18 h.

«No es nada nuevo ni reciente que los ecosistemas bien conservados proporcionan beneficios, que se llaman servicios ecosistémicos, a las sociedades humanas que vivimos cerca de ellos. Aire o agua limpia, paisaje, beneficios económicos como el turismo… y un beneficio clásico que está en todos los listados de los servicios ecosistémicos es la protección frente a plagas y pandemias. Eso está en los libros de texto desde hace mucho tiempo», asegura el biólogo asturiano Alfredo Ojanguren, profesor de Zoología en la Facultad de Biología de la Universidad de Oviedo y miembro de Geotrupes, una asociación que lleva años reclamando que la conservación de la biodiversidad en el Principado se base en criterios científicos.

«Un ecosistema mejor conservado, sin sobreexplotación, protege frente a plagas y epidemias. Eso era así antes del coronavirus y sigue siendo así», indica Ojanguren, que recuerda también que reducir los niveles de explotación de los recursos naturales y de destrucción de los ecosistemas solo tendría efectos positivos. Incluso en la pequeña escala.

«La sobreexplotación nos está llevando a perder la gallina de los huevos de oro que es Asturias»

«Si tomarse en serio la protección de los ecosistemas y de las especies que nos quedan en Asturias va a reducir la probabilidad de que vuelva a haber una pandemia en un 0,01% ya es algo. Y eso lo podemos hacer nosotros: proteger los ecosistemas y mantener su biodiversidad para que sean más estables solo tiene beneficios, que son esos servicios ecosistémicos que nos están dando gratis los ecosistemas. La sobreexplotación es matar la gallina de los huevos de oro que es, por ejemplo, Asturias», sostiene. «Podemos sacar tanto por el turismo que atrae Asturias por la naturaleza que tiene y sacar un huevo al día, pero si quieres sacar tres te acabas cargando la gallina. La sobreexplotación -insiste- nos está llevando a perder la gallina de los huevos de oro, mientras que todo lo que sean ecosistemas saludables significa beneficios y, entre ellos, esa protección clave frente a plagas y pandemias».