Así es el perfil del paciente joven que ingresa en la UCI por coronavirus en Asturias

Veinte personas de menos de 65 años han fallecido en lo que va de mes a causa de la covid-19

Camas preparadas en la UCI 9 del HUCA
Camas preparadas en la UCI 9 del HUCA

Redaccion

Los pacientes jóvenes hospitalizados por coronavirus en las unidades de cuidados intensivos de Asturias son pocos. Y todos tienen en común las patologías que padecen. «Tenemos muy pocos pacientes jóvenes y los que hay son asmáticos u obesos», indica la jefa de servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Lola Escudero, que precisa que la media de edad de los pacientes que hoy están ingresados es de 62 años. También advierte de que tanto la obesidad como las enfermedades pulmonares previas son factores determinantes para que personas jóvenes, al infectarse con el virus, puedan desarrollar covid grave.

Se sabe, de hecho, que la obesidad aumenta el riesgo de infecciones respiratorias y dificulta la función pulmonar. Es un patrón en los hospitales y en las unidades de cuidados intensivos. También la Organización Mundial de la Salud (OMS) viene advirtiendo de que la población mayor de 65 años y aquellas que padezcan algunas enfermedades como asma, diabetes o cardiovasculares tienen una mayor probabilidad de desarrollar de forma más grave la enfermedad si el virus les infecta. Y, en el caso de quienes padecen estas dolencias, a partir de los 40 años va aumentando progresivamente la gravedad de la enfermedad en caso de infectarse.

Los expertos también vienen comprobando que la obesidad es además un factor de riesgo de mala evolución ante la covid-19, tanto por la duración de la enfermedad como por requerir hospitalización y cuidados intensivos, además de por la probabilidad de necesitar ventilación asistida y por mortalidad. Son varios los estudios que, ya desde marzo, lo vienen confirmando. Varios de esos estudios se han realizado en Estados Unidos y, en concreto en personas jóvenes, determinando por ejemplo que uno de cada tres hospitalizados de una muestra de más de 3.000 individuos de entre 18 y 34 años tenía obesidad. También el asma aparece como importante condición de riesgo.

Otro estudio del Instituto de Salud Pública de Navarra, publicado en Obesity, analizó el riesgo que supone tener obesidad mórbida para sufrir una covid-19 grave en función de la edad para concluir que se tiene el doble de riesgo de ser hospitalizado, de ser ingresado en la UCI o de fallecer. Y, cuanto más jóvenes, el riesgo de hospitalización se multiplica por cinco. Y de complicaciones graves por 14.

En Asturias, en lo que va de este mes, han fallecido 20 personas menores de 65 años. Siete mujeres y 13 hombres con edades comprendidas entre 46 y 63 años. En los últimos días, dos de las personas fallecidas por coronavirus tenían 46 y 49 años.

El último informe sobre mortalidad por coronavirus del Observatorio de la Salud del Principado, con datos desde el inicio de la pandemia hasta el mediodía del pasado lunes 16 de noviembre, refleja que solo dos personas menores de 40 años (una mujer y un hombre) han fallecido en Asturias.

El 75% de las muertes en ambas olas se centran, según este estudio, en edades de 80 y más años que, en el caso de los hombres, aumentan con la edad. Las patologías más frecuentes siguen siendo la hipertensión (seis de cada diez muertes), la cardiopatía (un tercio de las muertes), demencias de distinto nivel de gravedad (42%), diabetes y EPOC, asma o bronquitis aguda.

La incidencia del coronavirus baja en todos los barrios de Gijón y sube en la mayoría de los de Oviedo

Luis Fernández
Dos mujeres este lunes en la cumbre del monte Naranco, Oviedo
Dos mujeres este lunes en la cumbre del monte Naranco, Oviedo

Los datos en la capital siguen siendo mejores que en la villa de Jovellanos a pesar de que ya evidencian el «cambio de patrón» adelantado por el Principado la semana pasada

La incidencia del coronavirus comienza a estabilizarse en Gijón mientras que los números están empeorando en Oviedo. Lo adelantó la semana pasada el jefe de del Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Principado, Ismael Huerta, y los datos detallados por zona básica de Salud avalan su teoría. La situación es ahora mejor que hace cinco días en todos los barrios de la villa de Jovellanos, mientras que empeora en la mayoría de los de la capital. Con todo, la tasa por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días sigue siendo mucho más baja en Oviedo que en Gijón.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así es el perfil del paciente joven que ingresa en la UCI por coronavirus en Asturias