El comité de expertos propone emplear a la policía para vigilar a los afectados por coronavirus

El primer informe elaborado por las once personas que aconsejan al Principado incluye propuestas en materias tan dispares como la hostelería, la comunicación o el rastreo de casos

Un control de acceso al centro urbano de Oviedo cuando se estableció el cierre perimetral del concejo
Un control de acceso al centro urbano de Oviedo cuando se estableció el cierre perimetral del concejo

Redacción

El trabajo del comité asesor y de seguimiento de la Covid-19 en Asturias comienza a dar sus frutos. Los once expertos, de diferentes disciplinas, que aconsejan al Principado sobre el coronavirus han elaborado un informe con recomendaciones y el Gobierno autonómico ha decidido hacerlo público. La última palabra corresponde a los dirigentes políticos, pero la propuesta incluye medidas que van desde la hostelería y el comercio hasta la comunicación o los rastreadores. Uno de los apartados que puede resultar más polémico es su voluntad de elaborar una norma que permita a Salud facilitar datos a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para que estas puedan vigilar a las personas en aislamiento o cuarentena domiciliaria «con el fin de garantizar su seguimiento y, en su caso, cumplimiento».

 

La finalidad del informe es proponer a la Dirección General de Salud Pública una serie de acciones concretas que se puedan adoptar a corto y medio plazo orientadas a controlar la incidencia y prevenir una posible tercera ola a partir de enero del 2021. La propuesta incluye posibles nuevas acciones con una combinación de acciones anticipatorias y acciones correctoras de atención y cuidados en esta situación de pandemia. Esto requiere, en primer lugar, evaluar la situación epidemiológica y asistencial con un cuadro de mando de indicadores múltiples que permitan una valoración integral de la situación.

I. RECOMENDACIONES DE ÁMBITO SOCIAL Y COMUNITARIO

Recomendaciones encaminadas a reducir el impacto en las residencias de personas mayores:

-Estudiar limitaciones proporcionales de libertad de movimientos y visitas en los centros sociosanitarios.

-Extremar precauciones en cuanto a visitas y salidas, y realizar estas actividades en exteriores cuando sea posible.

- Realizar controles dirigidos a verificar que los trabajadores no realizan tareas en más de una residencia.

Recomendaciones encaminadas a la protección de colectivos vulnerables:

-Considerar el cribado de personas que realicen cuidados, sean formales o informales a personas en situación de dependencia o vulnerables en domicilio.

-Considerar el cribado en personas que padecen trastorno mental severo.

-Considerar el cribado de personas en situación de calle o familias en pobreza extrema, situaciones ambas muy vulnerables que posiblemente estén más alejadas del sistema y no estén siendo detectadas y tengan más dificultades en acceder al diagnóstico, especialmente en situaciones de economía informal.

-Considerar el acceso gratuito a mascarillas para personas en situación de calle o en pobreza extrema.

-Garantizar el acompañamiento de las personas vulnerables - edad, demencia o alguna discapacidad ? durante las estancias en el hospital. Incorporar a los acompañantes en los criterios de realización de test.

-Garantizar el acompañamiento en situaciones al final de la vida en el ámbito hospitalario y. sociosanitario. Incorporar a los acompañantes en los criterios de realización de test. -Garantizar la protección adecuada del personal sanitario, mediante el refuerzo de los protocolos de uso de equipo de protección individual, de circuitos COVID y no COVID en los establecimientos sanitarios y de cribados periódicos al personal sanitario y sociosanitario.

- Garantizar que las personas cuentan con las condiciones adecuadas en su vivienda para realizar un aislamiento o una cuarentena de forma correcta, y, si no es el caso, proporcionar recursos y estructuras para ello.

Estrategia de comunicación:

Se recomienda el desarrollo de una estrategia de comunicación que implique a los medios, los agentes sociales y los líderes de opinión para el desarrollo de las acciones propuestas.

Participación ciudadana y acción comunitaria:

Se recomienda incluir y reforzar la participación ciudadana en los procesos de toma de decisión y actuación frente a la crisis. Esta participación debe ser reconocida, reforzada y debe tener influencia en la toma de decisiones en la gestión de esta crisis y ha de hacerse con espacios configurados ad hoc y también con participación en comisiones u órganos de decisión. Se recomienda el registro de redes sociales comunitarias para diseñar e implementar una estrategia de coordinación con las mismas, esto debería llevar aparejado refuerzo de personal sociosanitario que facilitara esta labor de coordinación y diseño.

 II.- RECOMENDACIONES DE ÁMBITO SANITARIO

Aumento y mejora de la capacidad diagnóstica: Se recomienda tomar acciones que permitan aumentar la capacidad diagnostica, especialmente para cribados.

-Diseño de estrategias de cribado mediante determinación de PCR en entornos con casos positivos concentrados, que permitan identificar clústeres de positivos activos asintomáticos, orientándolo especialmente a:

-Grupos de edad de 0-14 años y de 15 a 29, que son los grupos de edad que menos pruebas diagnósticas han realizado o Residencias de mayores o Personal sanitario o Centros educativos y sus entornos inmediatos incluidos colegios mayores o Centros laborales donde haya concentración de personas trabajadoras.

-Personal que trabaja en primera línea de contacto con el público como comercios de alimentación y supermercados o Ámbitos de convivencia deportiva.

-Grupos poblacionales

Diagnósticos precoces y comienzo rápido del rastreo: Se recomienda tomar acciones que permitan un diagnóstico rápido de los casos y una identificación rápida de los contactos de riesgo.

-Evaluación de la calidad del proceso de rastreo, destacando la importancia del factor tiempo, (tanto en la obtención de los resultados como en la información sobre los mismos) y de la exhaustividad de la encuesta epidemiológica en casos y contactos (proponiendo la observación directa).

-Garantizar que los rastreadores sean los suficientes para que resulte efectivo, se propone la cooperación de otros profesionales como veterinarios de Salud Pública para estas funciones.

-Facilitar la realización de prueba diagnóstica en las personas que retornen a Asturias durante el periodo navideño, incidiendo en que eso no disminuye la necesidad y pertinencia del resto de medidas de precaución y prevención, pero para intentar evitar la aparición de brotes en unas situaciones que se van a producir.

Implementar nuevas acciones en el rastreo:

-Se recomienda desarrollar nuevas acciones de búsqueda de casos y contactos.

-Realizar, a medida que se reduzca la incidencia y sea posible, el rastreo hacia atrás para entender bien donde ocurre la transmisión y poder buscar casos que emanen directamente de personas que sabemos que han contagiado.

-Realizar muestreos retrospectivos de lugares de riesgo visitados (aunque sea con mascarilla) y clasificarlos según el tiempo de estancia (no es lo mismo entrar a comprar en una tienda algo durante 10 minutos que estar 90 minutos en el gimnasio), mediante encuesta epidemiológica y pruebas serológicas a los posibles contactos.

-Realizar estudios de seroprevalencia dirigidos a grupos específicos de población diana en zonas geográficamente delimitadas como alternativa al rastreo hacia atrás.

Poner en marcha acciones que permitan garantizar el cumplimiento de los aislamientos:

-Aprobar una norma autonómica, como ya se ha hecho en otras Comunidades, que permita comunicar a los Cuerpos y fuerzas de seguridad los datos de las personas que deben realizar aislamiento o cuarentena domiciliaria con el fin de garantizar su seguimiento y, en su caso, cumplimiento.

III.- RECOMENDACIONES PARA LA REANUDACIÓN DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS Y ENCUENTROS SOCIALES

Medidas de disminución de la transmisión en interiores públicos:

-Establecer en la actual situación el cierre del interior de hostelería, manteniendo abiertos los espacios exteriores (una vez que la situación epidemiológica lo permita) y favorecer esa apertura en exteriores (más espacio, más flexibilidad).

-Al reabrir, hacerlo sin restricción de aforo en terrazas pero manteniendo la distancia física en todo momento y reforzar las restricciones en interiores:

· No abrir las barras en ningún momento independientemente de la incidencia o el contexto epidemiológico.

· Abrir los interiores solo cuando puedan garantizar adecuada ventilación (natural o por filtros), asegurada mediante medidores de CO2.

· Mantener en cualquier caso aforos interiores muy restringidos, garantizando siempre una distancia entre dos mesas de 2 metros -Reapertura gradual de otras actividades:

· Comercio pequeño minorista: La reapertura del comercio minorista debería ser independiente de la situación epidemiológica. Promover la venta a pie de calle. El comercio minorista garantiza una provisión suficiente y permitiría mantener cerradas las grandes superficies y centros comerciales hasta tener una situación de buen control epidemiológico.

-Reapertura de otros centros recreativos públicos (gimnasios o similares): una vez mejore la situación epidemiológica, siempre con obligación de uso de mascarillas para todas las actividades (con las inspecciones consecuentes, cuando sea posible).

-Actividades relacionadas con la cultura (teatro, cine, espectáculos), mayoritariamente deberían ser reabiertos, manteniendo las actuales medidas de seguridad (distancia, mascarilla, aforos...etc.).

-Otros centros de trabajo: favorecer/incentivar teletrabajo.

-Establecer restricciones proporcionales en los lugares de culto y en celebraciones culturales y recreativas.

-Se recomienda utilizar en interiores sistemas de inactivación del virus en el ambiente complementarias a la ventilación.

-Otras recomendaciones encaminadas a disminuir transmisión en interiores privados:

-Limitar el número de personas no convivientes que pueden reunirse (de manera inmediata), al menos hasta que mejore la situación epidemiológica. De cara al periodo navideño se plantea limitar aforos que puedan ser aceptables por la ciudadanía.

-Enfatizar la importancia del uso correcto de mascarillas en interiores privados cuando se está con no convivientes. En estos momentos la normalidad debería ser no verse en interiores con no convivientes cuando el uso de mascarilla no sea posible (comidas, fiestas, etc.). Sin confinamiento esto solo se puede hacer como recomendación, pero debería ser un mensaje claro. Se propone realizar campañas «No entres en casa ajena sin mascarilla».

Control en espacios públicos y vigilancia de medidas:

-Se recomienda promover la vigilancia estrecha de aglomeraciones y congregación de personas en la calle, y el control policial del seguimiento de las recomendaciones y prohibiciones.

IV. RECOMENDACIONES DE INVESTIGACIÓN

Profundizar en el estudio de la transmisión:

 -Realizar rastreos «hacia atrás» (descubrir donde ocurrió la transmisión), en vez de «hacia delante» (contactos estrechos), que además se puede utilizar como intervención (buscando asintomáticos que se hayan contagiado en el mismo evento).

-Realizar estudios de casos y controles, que evalúen aspectos domésticos (cuidados, convivientes, hacinamiento, etc.), laborales y de ocio (uso de bares y restaurantes, interiores, gimnasios o fiestas privadas.

-Realizar por separado la evaluación del impacto en las residencias de la evaluación del impacto en la población general. Los brotes en residencias, especialmente en una ZBS pequeña distorsionan en exceso la incidencia poblacional, teniendo en cuenta que las residencias funcionan como compartimentos, sus residentes no deberían considerarse dentro de la población general y su casuística no sería parte de la transmisión comunitaria.

-Realizar estudios de COVID -19 en aguas residuales, con el objetivo de identificar puntos calientes, no de interrumpir la transmisibilidad, ya que se pueden detectar trazas de genoma en dichas aguas y por lo tanto no infeccioso, pero nunca virus replicativo.

-Realizar estudios geográficos para identificar esos posibles «puntos calientes».

-Evaluar el impacto del uso del transporte público en la transmisión.

Se recomienda profundizar en el estudio del impacto en colectivos vulnerables:

-Realizar estudios específicos en las residencias de mayores, personas vulnerables, jóvenes y en los distritos discriminados a nivel social y económico, población en riesgo de exclusión, personas con enfermedades crónicas como trastorno mental grave.

-Realizar la evaluación de la evolución de la incidencia en personas mayores de 65 años según lugar de residencia (residencias de personas mayores o domicilios particulares).

-Realizar estudios sobre intervenciones conductuales, ambientales y sociales, especialmente en poblaciones vulnerables, ya que las conductas de los ciudadanos son esenciales para el éxito de las medidas de salud pública y sin embargo, los estudios sobre este tipo de intervenciones de esta y futuras pandemias son escasas, y por ello, a menudo, escasamente implementadas. . Por ello, es necesario profundizar sobre cuáles pueden ser las barreras y los facilitadores para la adopción de estas conductas de prevención por parte de la población.

-Evaluar la atención a los mayores y a los económicamente desfavorecidos: El INE, con su proyecto de Estadística experimental, es una fuente para explorar este fenómeno, aportando información a nivel municipal sobre envejecimiento, tamaño de los hogares y distribución de hogares en riesgo donde vivan personas mayores en convivencia intergeneracional o con cuidadores expuestos al contagio e indicadores de pobreza, por edad y sexo.

-Evaluar el impacto de la COVID-19 tanto en diferentes momentos vitales (infancia, adolescencia, juventud, personas adultas, mayores y personas muy mayores) como en diferentes ámbitos (salud mental y emocional individual y comunitaria, hábitos de vida, red social y comunitaria, esfera socioeconómica, índices de privación económica así como pobreza energética, etc.) para proponer medidas de promoción de la salud y reforzamiento de medidas de cuidado y protección social. Se recomienda la participación de la población en el diseño de estos estudios.

OTRAS ACCIONES QUE REQUIEREN ANÁLISIS MÁS MINUCIOSOS

 La colaboración de las oficinas de farmacia para hacer pruebas diagnósticas y la utilización de los test rápidos de antígenos para realizar cribados son dos medidas que están actualmente.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El comité de expertos propone emplear a la policía para vigilar a los afectados por coronavirus