La reunificación improbable: la desunión de la derecha asturiana de cara a 2023

ASTURIAS

F. Sotomonte

El PP ha lanzado la mano a cuadros de Foro y Ciudadanos mientras crecen los apoyos a Vox

07 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los partidos asturianos ha iniciado su cuenta atrás para las próximas elecciones autonómicas, con el horizonte puesto en el calendario anotando la fecha de mayo del año próximo; con espacio temporal para pensar en alianzas y coaliciones. Sin embargo, y aunque la la posibilidad de una reunificación de la fragmentada derecha asturiana se acarició en varias ocasiones, y en distintos grados, a lo largo de la última legislatura, en el tiempo que queda hasta que vuelvan a convocarse las urnas no parece, por el momento, que vaya a concretarse.

En el último lustro se intentó, sin éxito, en varias ocasiones desde el Partido Popular, una atracción de cuadros de Foro que nunca llegó a fraguar por divergencias municipales; una muy probable oferta subterránea para captar a dirigentes de Ciudadanos de la mano de Fran Hervías, que ahora parece poco rentable; y en medio de la incertidumbre planea la competencia en el extremo más derechista del caladero de votos por el auge de Vox y el espejo de los acuerdos de Gobierno en Castilla y León y el que pudiera darse en Andalucía. 

El debate sobre la fragmentación de la oferta electoral conservadora en España es relativamente reciente y se remonta principalmente a la llamada «crisis del bipartidismo» que estalla con la Gran Recesión y la aparición y auge de nuevos partidos. Pero en Asturias es mucho más antigua y consolidada: la derecha asturiana lleva dividida prácticamente las dos primeras décadas de este siglo, en dos momentos clave distintos pero, en buena medida, con el mismo protagonista.