Esteban: «Soy muy oviedista con palabras y con hechos»

AZUL CARBAYÓN

Esteban Suárez posa para La Voz de Asturias
Esteban Suárez posa para La Voz de Asturias Tomás Mugueta

El exportero del Real Oviedo repasa su trayectoria profesional, en especial su etapa en el club carbayón

15 ago 2019 . Actualizado a las 20:59 h.

Recita detalles, nombres, fechas, partidos y resultados con una exactitud que asombra. Recorre sin ningún titubeo la historia del último Real Oviedo que jugó en Primera División, al que se incorporó en 1996, y del que logró volver al fútbol profesional con todo lujo de detalles, al que volvió en 2014. Esteban Suárez (1975, Avilés) narra en primera persona la historia reciente del club de su vida, al que volvió con la intención de devolver a la ciudad al fútbol profesional.

Lo hizo renunciando a un contrato en vigor con el Almería y poniendo por delante sus sentimientos a la lógica deportiva, que llevaría muchos a seguir en la élite si se encontrasen en una situación similar. Pero Esteban, padre de dos hijos, es oviedista «de palabra y de hechos». Y lo demostró volviendo a casa en momentos complicados para la entidad y su afición. Su salida, sin embargo, no estuvo a la altura: «Me habría gustado seguir vinculado tras colgar las botas».

Sus inicios en la casa azul

-Pregunta: ¿Recuerda su primer día en el Real Oviedo?

-Respuesta: Sí. El fichaje desde el Avilés se había hecho en La Gruta. Mi padre y yo llegamos a un acuerdo con Eugenio Prieto (presidente del Real Oviedo) y al día siguiente fuimos a las oficinas del viejo Tartiere a firmar. A la salida había varios periodistas y yo les dije que aún faltaban unos flecos. Y me acuerdo que Camuel (Ángel Manuel Álvarez Pérez, exportero del club) que en paz descanse y que era un gran amigo mío, salió detrás de mí con dos bolsas llenas de material para guardarlas en mi coche. Los periodistas me dijeron: «así que no firmaste, ¿eh?» (ríe). Mi primer entrenamiento también lo recuerdo perfectamente. El entrenador era Juanma Lillo y se me acogió muy bien.