Un grupo de campeones para difundir y disfrutar del oviedismo

La Colonia, ganadora del torneo de fútbol de peñas azules, organiza actividades benéficas y se prepara para apoyar al Real Oviedo esta temporada

La Colonia en un Lugo-Real Oviedo
La Colonia en un Lugo-Real Oviedo

Compartían vestuario en el equipo de fútbol sala La Colonia y una enorme afición por el equipo de su ciudad, el Real Oviedo. Coincidían a menudo en el estadio Carlos Tartiere para dejarse la voz animando al club, al que también seguían en sus desplazamientos para competir fuera de casa. Así que, la fundación de una peña azul fue un paso natural para el grupo de amigos que en 2012 la pusieron en marcha. Desde entonces han crecido hasta alcanzar 144 socios con los que han viajado por toda España. Este año, incluso, han ganado el torneo deportivo que enfrenta a las agrupaciones de aficionados del Real Oviedo.

La peña azul, que heredó el nombre del desaparecido equipo de fútbol sala del que surgió, fue desde sus inicios un espacio para difundir la palabra oviedista. En el momento de su constitución, cuenta Adrián González, Alimirante de La Colonia, el cargo más alto de la asociación, el Real Oviedo atravesaba momentos complicados. «Estaba en marcha una ampliación de capital que buscaba que no se incurriese en causa de resolución», recuerda para relatar a continuación que no se escatimaron los esfuerzos para apoyar al club.

«El poco dinero que teníamos de la cuota de socios y alguna que otra rifa que hicimos lo gastamos en acciones y, por supuesto, nos pusimos a disposición de la APARO (agrupación de peñas) y de SYMMACHIARII (grupo de animación) para poder colaborar y trabajar en lo que hiciera falta», relata este aficionado. Tampoco olvida como los miembros de La Colonia recorrieron todo Teatinos, su barrio, en busca de apoyos y pequeños accionistas entre vecinos y comerciantes: «Fueron momentos duros pero mereció la pena».

Una muestra de devoción por la entidad deportiva que convierte a la afición en su activo más importante. «Siempre dimos la cara por el club y, por lo tanto, creemos que lo más valioso que tiene el Real Oviedo es toda ese gente que estuvo en los peores momentos y que sigue ahí», dice Adrían González, que recuerda el ascenso a Segunda División en la temporada 2015/16 como el momento más feliz que ha vivido La Colonia, que se desplazó a Cádiz para la ocasión. 

Un viaje mucho menos accidentado que el que hicieron a Vitoria ese mismo curso los miembros de una agrupación que tiene su sede en el Café Bar Europeo, en la calle Vetusta. El partido terminó en empate pero estuvieron a punto de no verlo. El autobús en el que viajaban tuvo un problema de motor y tuvo que ser reemplazado por otro. Este segundo tuvo un pinchazo por lo que se recurrió a un tercero, que a su llegada a la ciudad vasca tuvo un pequeño accidente y perdió un retrovisor. Por si fuera poco, a la vuelta se quedó una persona en tierra y la expedición tuvo que arreglarse para recuperarla. «Estábamos convencidos que la gente no querría volver a viajar con nosotros en la vida, pero por suerte todo quedó en anécdota y nos echamos unas buenas risas cada vez que lo recordamos», recuerda el dirigente de La Colonia.

Esas ganas de animar al Real Oviedo se han mantenido intactas desde entonces y este curso que acaba de comenzar deberían a empezar a ver resultados: «Todo lo que no sea entrar en playoff será un fracaso». Pero La Colonia también tiene objetivos que van más allá de la competición, aunque siempre con el deporte y el azul como referencia. Han resultado, por ejemplo, campeones del torneo que enfrenta a equipos de las peñas del Oviedo.

Un éxito que también persiguen en el ámbito social. Cada año realizan una acción solidaria y esta temporada tienen en mente repetir el torneo de fútbol sala que organizaron en colaboración con la Asociación Galbán, que se encarga de dar apoyo a las familias de niños con cáncer. Actividades que sirven de complemento a un grupo de campeones que se deja la voz animando a su equipo y también difundiendo y disfrutando los valores que comparte la familia oviedista.

Comentarios

Un grupo de campeones para difundir y disfrutar del oviedismo