Más que una derrota

El Real Oviedo, preso de errores habituales, perdió en La Rosaleda algo más que tres puntos

Iosu Galech Apezteguía Lolo expulsión Malaga Real Oviedo La Rosaleda.Galech Apezteguía expulsa a Lolo ante el Málaga
Galech Apezteguía expulsa a Lolo ante el Málaga

Oviedo

La derrota en La Rosaleda fue dolorosa para el Real Oviedo. Duele en la clasificación, duele en la imagen y duele en las consecuencias que deja el 2-1 frente al Málaga. Los azules dejaron una imagen preocupante. Solo el horripilante encuentro ante el Elche, previo a la destitución de Sergio Egea, fue más alarmante que el de ayer

Los del Principado no tuvieron ninguna opción de sumar en su viaje a la Costa del Sol. En los primeros cinco minutos ya se pudo observar a un equipo que no progresaba ofensivamente y que dejaba finalizar todos los ataques rivales. Las pesadillas de campañas anteriores volvieron a aparecer en la noche de ayer. 

Con el paso de las temporadas, de los entrenadores y de los jugadores no se consigue corregir una constante en el conjunto carbayón: la falta de competitividad lejos del Tartiere. Parecía que la llegada de Javi Rozada se había convertido en el antídoto para esta situación. El entrenador ovetense sabe desde ayer que todavía tiene mucho trabajo por delante. Su curva de progreso ha sufrido un duro revés frente a Víctor Sánchez Del Amo. El técnico madrileño superó a su homólogo durante los 90 minutos, algo que no consiguieron Víctor Fernández, Juan Carlos Unzué o Luis Miguel Ramis

Derrota con consecuencias

Más allá de la derrota y de la imagen exhibida en La Rosaleda, el encuentro de ayer deja al descubierto más problemas para los azules. El preparador oviedista no podrá contar ni con Lolo González ni con Mossa para recibir al Almería el próximo viernes en el Carlos Tartiere. Dos futbolistas que se han convertido en fijos en el esquema del Real Oviedo y que abren un hueco difícil de cubrir. 

Para suplir al centrocampista solo hay dos alternativas. La primera es un Edu Cortina que ha ido alternando titularidades con suplencias en las últimas semanas. El canterano no ha conseguido asentarse en el equipo, pese a que Rozada es un poderoso valedor de las virtudes del futbolista. La segunda opción es apostar por Jimmy Suárez, jugador que se ha quedado fuera de las convocatorias en las últimas semanas y que ahora mismo es el cuarto mediocentro de la plantilla. 

El caso de Mossa es más complicado todavía. El lateral izquierdo es el talón de Aquiles de la planificación deportiva azul en las últimas campañas. El relevo natural del valenciano debería ser Christian Fernández, central titular y un hombre que hace tiempo que dejó de contar con las condiciones mínimas para un buen desempeño en el lateral. Mucho menos en un equipo dirigido por Javi Rozada. Tras varios periodos de fichajes sin cubrir convenientemente el flanco zurdo de la zaga, el míster carbayón se encuentra ahora con la disyuntiva de romper el centro de su defensa o, por el contrario, reconvertir a un lateral diestro a esa posición. En cualquier caso, inventos de cara a un choque vital para los intereses oviedistas. 

Comentarios

Más que una derrota