El momento más bajo de Lucas

El lateral diestro, único especialista disponible en esa demarcación ante el Rayo, se queda nuevamente fuera de la convocatoria

Lucas Ahijado en El Requexón
Lucas Ahijado en El Requexón

Oviedo

Lucas Ahijado no termina de asentarse. El futbolista ovetense se ha vuelto a quedar fuera de la convocatoria para viajar a Vallecas. Se trata de la cuarta consecutiva, aunque esta ausencia cobra todavía más trascendencia por la sanción de Juanjo Nieto, titular habitual en esa demarcación. 

Para el encuentro ante el Rayo, Javi Rozada solo contaba con Lucas como especialista para el lateral, lo que le daba opciones para poder, al menos, entrar en la lista definitiva. Sin embargo, el técnico azul decidió el descarte del canterano oviedista. Sebas Coris o Marco Sangalli se quedan como únicas alternativas para ese puesto. Dos extremos que pueden cumplir de manera puntual, pero lejos de poder dar un rendimiento a largo plazo en la línea defensiva. 

Apenas tres partidos ligueros

Lucas llegó al primer equipo este verano de la mano de Michu. El por entonces director deportivo confió en la progresión del asturiano, que parecía predestinado a competir por un puesto con Diegui Johannesson. El fichaje de Juanjo Nieto y una inoportuna lesión en pretemporada le alejaron de la titularidad en los primeros partidos de la temporada. Hasta la séptima jornada, Ahijado apenas entró en una convocatoria (vs Fuenlabrada en la jornada 3). 

El aterrizaje de Javi Rozada en el banquillo del Tartiere parecía que se convertiría en la mejor noticia para el canterano. En el segundo encuentro del nuevo míster, Lucas fue titular en El Toralín ante la Deportiva Ponferradina (2-1). Una jornada después, repetía de nuevo ante el Zaragoza (2-2), cuajando una buena actuación antes de ser sustituido en el minuto 74. Parecía que el ovetense se asentaba en el equipo, pero todo cambió en Tenerife. 

El Real Oviedo llegó al Heliodoro Rodríguez López sin Lucas, aquejado por un virus gástrico que le alejó de los terrenos de juego durante más de una semana. Sangalli sería el encargado de ocupar el lateral en tierras canarias. El vasco repetiría ante Numancia y Albacete, encuentro en el que Juanjo Nieto entró al descanso, completando una actuación notable que le valió para alzarse con la titularidad. 

Ahijado tardó seis jornadas en regresar a una lista. Lo haría ante el Almería, aunque sin jugar. De hecho, desde el encuentro ante los maños en el Tartiere, el lateral apenas ha disfrutado de un único minuto en Liga ante el Alcorcón (1-3) el pasado mes de diciembre. Pocos días después, fue titular en Copa ante el Badalona (3-1), disputando 58 minutos. 

Ofertas para salir que no se cerraron

La llegada del mercado de invierno parecía una oportunidad para que el defensa abandonara la disciplina azul en busca de minutos de juego y mantener su progresión. Sin embargo, enero terminó y Lucas se mantuvo en la plantilla azul. Fue una decisión propia. El futbolista se sentía a gusto en su casa y esperaba poder luchar por más protagonismo con el primer equipo. 

Trascendieron ofertas de equipos importantes, como Cultural y Burgos. El jugador manejó otras de conjuntos cuyo objetivo es el ascenso, pero finalmente, y pese a recomendación de Rozada y deseo de la dirección deportiva, su decisión fue inamovible. Lucas Ahijado tendrá que seguir trabajando en busca de una nueva alternativa para mostrar su valía. Hasta entonces, el asturiano ya sabe que actualmente tiene tres futbolistas por delante suyo para ocupar el lateral. Un momento díficil para él. 

Comentarios

El momento más bajo de Lucas