Cañedo: «Que los chavales vean que Ziganda no sube a la gente por subirla es clave»

El entrenador del Vetusta analiza para La Voz de Asturias la primera vuelta de la temporada en Segunda B. «Estamos viviendo con mucha ilusión la nueva gestión del club»

Emilio Cañedo
Emilio Cañedo

Oviedo

Lucas Ahijado, Borja Sánchez, Jimmy Suárez, Javi Mier, Viti Rozada, Riki Rodríguez... La presencia habitual de canteranos, muchos de ellos ovetenses, en las alineaciones de José Ángel Ziganda está siendo una de las grandes noticias de lo que va de temporada en el Real Oviedo. También para Emilio Cañedo (Oviedo, 1972), técnico del Vetusta. El entrenador carbayón, a cargo de la última estación de estos chavales antes de pisar el fútbol profesional, analiza para LA VOZ DE ASTURIAS la primera vuelta de competición en Segunda B, los nombres propios del filial azul y la relación del primer equipo con la cantera.

-PREGUNTA: ¿La temporada está siendo tan diferente a como pensaba?

-RESPUESTA: Me está sorprendiendo la igualdad que hay entre todos los equipos. Sinceramente, pensábamos que podría haber más diferencia entre los que tienen más presupuesto que los que lo tienen más humilde. Se está demostrando que, al jugarse tanto de cara al año que viene, todo el mundo está apretando muchísimo.

-¿El parón navideño es un problema?

-Al ser la primera temporada con este formato, no tenemos un parámetro para comparar cómo les puede venir a los futbolistas el parón, la verdad. Cuando volvamos al trabajo veremos si nos sentó mal o bien. Es un tema que hablamos mucho dentro del club y tenemos claro que, de momento, no se puede valorar este tema.

-¿Cuándo volverá a los entrenamientos el Vetusta?

-El 28 de diciembre. El próximo lunes ya estamos entrenando, así que vamos a estar diez días de vacaciones en total.

-Todavía queda el partido en Burgos, pero la primera vuelta casi está acabada.

-Creo que hemos sido regulares. Si te das cuenta, no hemos acumulado grandes rachas positivas, pero tampoco negativas. Ni de resultado ni de juego. No hay dinámicas representativas. El formato es engañoso, porque ahora mismo estamos en zona de luchar por no descender, pero a tres puntos del líder. La clave de todo será sumar muchos puntos y no preocuparse mucho de la posición en la tabla. No fijar objetivos clasificatorios y llenar la saca de puntos.

-¿Cuál ha sido el mejor partido del Vetusta en lo que va de temporada? ¿Y el peor?

-El que más contento me dejó fue el del Numancia. A pesar de no ganar (0-0), dimos una versión muy seria y competitiva. Luego creo que no tuvimos un partido malo como tal, pero el que más fastidiado te deja es el del Valladolid (0-3), claro. Es un encuentro condicionado desde muy pronto con la roja a Cueto y después los tres goles son en propia puerta. Son partidos que a los diez minutos ya piensas en que van a salir mal. Creo que con once hubiésemos estado en el partido.

-Rozada, el último técnico en ser despedido. ¿Nota mucha tensión en cada partido?

-Hay tensión, sí. Los equipos se juegan muchísimo en muy poco tiempo, así que cada empate o derrota cuenta, para mal, más que nunca.

-¿Y los filiales? ¿Es positivo este formato para ellos?

-Si te fijas en todos los grupos, y mira que hay filiales poderosos, está siendo una temporada muy difícil. El Atlético B va último, por ejemplo. Los clubes identifican esta temporada como un año clave, que lo es, y todo el mundo va a muerte. Solo Athletic y Alavés están arriba del todo.

-Por ahora, el subgrupo del Vetusta está muy igualado.

-Y creo que no se va a partir, eh. El Covadonga le está cogiendo el aire a la categoría y ya gana partidos. El Sporting, que es una cantera contrastada en España, acabará progresando también. El Marino tiene mucho oficio y no descolgará. Habrá sorpresas.

-¿Qué equipo le está sorprendiendo?

-Me está sorprendiendo mucho la fiabilidad que está teniendo el Lealtad. Nunca me parecieron un rival fácil, ni mucho menos, pero están consiguiendo resultados ante los equipos importantes. Siempre son un hueso. Y en Les Caleyes no gana casi nadie. Me están gustando.

-Las lesiones, la gran cruz de lo que va de temporada en el Vetusta.

-No estamos teniendo suerte, no. Álex es el que menos nos preocupa, porque fue la sorpresa agradable de la temporada y es un chico que estaba cogiendo minutos en la categoría. Todavía está en formación. Pero Jorge Mier y Gassan estaban llamados a ser protagonistas desde el principio y todavía no han podido jugar. Contamos con Jorge de cara a empezar en 2021, pero creo que lo de Gassan (metatarsiano, pasó por el quirófano) se va a alargar un poco más.

-En pretemporada hablamos de Álex Suárez y no nos ha dejado mal, eh.

-En general, y sin centrarme en ningún nombre en concreto, nosotros estamos viviendo con mucha ilusión la nueva gestión del club. Han sido muchos años de ostracismo para la cantera, sobre todo desde 2003 a 2012, y ahora se empiezan a sacar los frutos. Estamos muy contentos con Álex porque ese es nuestro objetivo, formar y moldear al jugador de cara a dar el salto al primer equipo. Está demostrando una madurez importante, evolucionando mucho en la toma de decisiones. Y todo esto está respaldado por la política de cantera del club.

-Igual es el próximo ovetense en debutar con Ziganda.

-Que los jugadores vean que el cuerpo técnico del primer equipo no sube a la gente por subirla es clave. Llevo muchos años en la casa, pendiente de la cantera del Oviedo, y durante mucho tiempo los chavales que llegaban desde abajo no aterrizaban en el primer equipo con la importancia que debían. La cantera era como un decorado, por así decirlo. Ahora se está siendo valiente con los chavales de aquí y eso se proyecta abajo: si lo haces bien, los resultados se podrán ver en el primer equipo. Y eso te hace sentirte orgulloso.

-Ahí está Javi Mier.

-Javi es la mejor representación de todo esto que estamos hablando, la culminación de un proyecto de cantera. Lo que debe ser un futbolista de la casa, vamos.

Emilio Cañedo, durante un partido del Vetusta
Emilio Cañedo, durante un partido del Vetusta

-Hablemos de Javi Cueto.

-Está dando el paso al frente que todos esperábamos. Le está dando la razón al club, vamos. La actitud es espectacular. Está adquiriendo un liderazgo tremendo, es un ejemplo y lo es de verdad, no de postureo.

-Es su primer año sénior y se está comiendo la categoría.

-Se pega con todo Dios. En León, por ejemplo, ante Héctor Rodas. Un tío que ha jugado muchísimo en Primera y Segunda y a codazos con él [risas]. Es tremendo.

-De un futbolista joven a otro más veterano. ¿Qué importancia tiene Ugarte?

-Andoni, para mí, está siendo el mejor central de nuestro grupo. Y lo digo de verdad, eh. Puedes ir con él al fin del mundo, su actitud es espectacular, tanto con él mismo con sus compañeros. Un compromiso que nos da muchísimo.

-Ni Cueto ni Ugarte, expulsados ante el Valladolid B, estarán en Burgos. Turno de Marotías y Steven.

-En principio jugarán ambos, sí. Somos poco de inventar, ya nos vas conociendo. Lo normal es que Marotías juegue en El Plantío, lo jodido sería no darle la oportunidad. Algo estaría fallando.

Steven también tendrá esa oportunidad de volver a sentirse protagonista. Está entrenando fenomenal y tiene una actitud impecable, pero está Cueto. De cara a controlar los partidos en esta categoría, creemos que con dos puntas nos cuesta. Y tanto Cueto como Steven son perfiles muy similares. En Burgos jugará él.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Cañedo: «Que los chavales vean que Ziganda no sube a la gente por subirla es clave»