Algunos souvenirs culturales que nos dejó 2017 en Asturias

Libros, músicas, arte o pensamiento emitidos desde Asturias que brillaron en el panorama cultural del año recién terminado

Un momento de la gala de apertura del FICX 55
Un momento de la gala de apertura del FICX 55

Como todos los años, el 2017 cultural deja muchísimo más de lo que parece en Asturias. Por encima (o por debajo) de tantas quejas sobre los talentos que se van, la falta de públicos, la ausencia de canales estables, ha habido muchos creadores trabajando duro desde muchos flancos. Por eso, esta selección no es una lista de «lo  mejor de» ni tiene la menor voluntad antológica. Es simplemente un muestrario de algunas de las canciones, textos, imágenes o pensamientos emitidos desde Asturias que se quedaron en la memoria después del año en que nacieron o sucedieron. Algunos souvenirs que llevarse de un año a otro en la mudanza.

Alejandro Díaz Castaño
Alejandro Díaz Castaño

El FICX se renueva

Parece haber coincidencia, dentro y fuera: la llegada de Alejandro Díaz Castaño a la dirección del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) ha supuesto un cambio que ha reconciliado el certamen con quien no acababa de identificarse con el proyecto anterior. Buenas cifras de público y satisfacción puramente cinematográfica respaldan el estreno del nuevo responsable de un certamen que, además, encaraba un reto añadido: salir a la fuerza de su cómoda sede de los cines Centro.

Miguel Barrero
Miguel Barrero

El rinoceronte, el poeta y Miguel Barrero

La última novela del incansable periodista y escritor nacido ovetense, criado mierense y afincado en Gijón -y la primera que publica con la histórica editorial Alianza- ha supuesto un espaldarazo a la sólida trayectoria de Barrero. Muy buena recepción de público y crítica para esta novela que, como siempre en el autor, está llena de amor por la literatura, mimo en el estilo y una trabajada arquitectura narrativa que esta vez viaja a Lisboa tras la pista del más literario de los portugueses: el poeta Fernando Pessoa.

Los Rivero, renacidos

Aunque desde que ganó el Premio Nadal 1952 Nosotros, los Rivero no ha sido olvidada y ha ido encontrando nuevos lectores en cada generación, hasta ahora, la novela que habíamos leído no era la misma que Dolores Medio escribió. El empeño de su paisana Ángeles Caso ha permitido rescatar la edición íntegra con la triste historia de censuras y silenciosas renuncias que envolvía la novela. También la ha envuelto en el exquisito y muy evocador trabajo de ilustración realizado por la artista avilesina Rebeca Menéndez a partir del texto.

Dionisio González habita el Bellas Artes

El artista gijonés afincado en Sevilla ya había mostrado algunas de sus series en Asturias, pero nunca con la amplitud y la abundancia que ofrece la muestra que le dedica el Museo de Bellas Artes de Asturias hasta febrero de este año. Fotografía, infografía, instalación y texto utiizan el lenguaje de la arquitectura, el urbanismo o la literatura para crear fascinantes y minuciosas realidades alternativas que invitan a pensar en tono crítico sobre la realidad presente.

Leopoldo García-Alas García-Argüelles, en una foto tomada en Madrid, en 1936.Leopoldo García-Alas García-Argüelles, en una foto tomada en Madrid, en 1936
Leopoldo García-Alas García-Argüelles, en una foto tomada en Madrid, en 1936

Alas Argüelles, rector y articulista

El octogésimo aniversario del juicio y fusilamiento del que fuera rector de la Universidad de Oviedo, hijo de «Clarín», político y sobre todo intelectual de honda raíz humanística deja, ya casi en su expiración, una obra fundamental para conocer las mismas ideas que acabaron por ponerlo ante el paredón del ejército rebelde en la Guerra Civil. Joaquín Ocampo y Sergio Sánchez han reunido la multiforme y muy actual bra periodística de Leopoldo Alas Argüelles para un volumen editado por Trea y la Universidad de Oviedo con un esclarecedor estudio y una biografía inédita de Francisco Galera.

Tsunami Xixón: la ola que volverá

Escogieron con tino el nombre los organizadores de esta debutante cita musical en el corazón del verano gijonés. La primera convocatoria de Tsunami Xixón abarrotó la Ciudad de la Cultura en un festival con gancho que dejó un saldo de 22.000 visitantes y que tendrá, por tanto, continuidad en 2018. Y más allá.

Fragmento de una página de «Pinturas de guerra», de Ángel de la Calle
Fragmento de una página de «Pinturas de guerra», de Ángel de la Calle

El espíritu del siglo XX sopla sobre Ángel de la Calle

¿Rendir homenaje a la Rayuela de Cortázar, recordar la generación latinoamericana masacrada y semidesaparecida por las dictaduras, revivir el espíritu vanguardista que atraviesa el siglo XX y salpicar la historia de personajes reales, desde Jean Seberg a Guy Debord, desde Jean-Luc Godard a Alberto Cardín... y todo ello según los códigos del cómic? Ángel de la Calle repite e incluso amplía en Pinturas de guerra (Reino de Cordelia) la proeza que ya realizó en Modotti.

La Plaza cumple 25 y resucita a Manta Ray

La Plaza es más que una de las referencias en la tarde-noche de Cimadevilla y biografía de muchos de los que ahora ya han cruzado con holgura la cuarentena: es historia de la ciudad. Aquello del Xixón Sound, fuera lo que fuese y se llamara como se llamase, se coció en buena parte en este bar de Cimadevilla que festejó su primer cuarto de siglo de vida con varios conciertos, uno de ellos el del grupo de Nacho Álvarez, propietario del establecimiento. La reaparición fugaz de Manta Ray arrastró incluso a devotos de fuera de Asturias.

Asturias, paraíso filmado

Los atractivos de Asturias como escenario de rodajes son bien conocidos, pero pocas veces han tenido tanta presencia en las pantallas como el año en que acaba. Con la mediación de la Film Commision asturiana, han sido tres las producciones que han elegido escenarios asturianos. Dos de ellas han funcionado muy bien en las salas de cine -El secreto de Marrowbone, del ovetense Sergio G. Sánchez, y Cantábrico. Los dominios del oso pardo, el documental de Joaquín Gutiérrez Acha- y otra -La Zona, de los hermanos Sánchez-Cabezudo- ha sido estrenada en la pequeña pantalla. Tres Asturias muy distintas y una promesa para el ansiado despegue de la industria audiovisual asturiana.

Los pioneros norteños del rock progresivo

El musicólogo Eduardo García Salueña (Gijón, 1982) publica en NorteSur su tesis Música para la libertad, un concienzudo estudio sobre el rock progresivo en la España de la Transición  que revisa la música de una época casi heroica en la que el hambre de experimentación y apertura de fronteras musicales se las ingeniaba en una zona tan periférica como el noroeste español para plantar cara a las limitaciones técnológicas, políticas y sociales con ambición creativa. Incluye un CD co-producido junto a René de Coupaud con composiciones, algunas inéditas, de Outeiro, N.H.U., Goma 2, Bibiano, Crack, La Turulla, Asturcón, Trafalgar, Ibio, Bloque, Tralla y Juan Carlos Calderón.

Pablo Texón hace recuento

La obra de Pablo Texón es, con mucho, una de las más vigorosas, personales y variadas de la literatura reciente en asturiano, la escrita y también la cantada. La tensión de fondo entre su mirada un tanto despojada hacia la vida y un ingenio verbal alimentado por una imaginación poderosa está en esta recopilación editada por Saltadera. Incluye todos su poemarios, poemas inéditos, letras de canciones y un estudio sobre la poética wittgensteiniana bajo una deslumbrante portada de su admirado Aurelio Suárez.

Un fragmento de la carátula de «Petitpoppísimo»
Un fragmento de la carátula de «Petitpoppísimo»

Petit Pop también repasa

Otra recopilación, pero esta musical: la de los siete primeros años y los cinco primeros álbumes de una banda que nació como una especie de supergrupo doméstico-paterno-materno de algunos de los fundadores y fundadoras del indie asturiano, y que se ha consolidado como algo que va mucho más allá. Petit Pop no son solo los autores de un exquisito, ingenioso y muy bien escrito y cantado cancionero para el público de menor edad. Su nueva recopilación es una buena ocasión para comprobar por qué tienen tantos y tan fieles fans por todas partes. Como siempre, hay versión en asturiano.

Los gatos son paradojas (y se llevan muchos premios)

El nuevo libro del ilustrador y diseñador gráfico ovetense Pablo Amargo, Cats Are Paradoxes (Jot Down Books) reúne 80 gatos, quizá más, en otras tantas ilustraciones donde su elegancia gráfica -la de los gatos y la de Amargo- habitan estilizados paisajes paradójicos en un volumen que uno no se cansa de mirar. Seguramente por eso se ha llevado la Gold Medal de la New York Society of Illustrators, el Award of Excellence de Communications Arts y el Selected Winer de American Illustration, todo este año.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Algunos souvenirs culturales que nos dejó 2017 en Asturias