Saludable soplo de cine fresco

La segunda película de Matt Ross va más allá de la historia de un padre y sus seis hijos, que se pasan diez años en los bosques vírgenes del noroeste del Pacífico