Reconocimiento facial contra el delito

Cincuenta ciudades chinas prueban un revolucionario sistema que permite identificar a los sospechosos en cuestión de segundos; la tecnología contrasta miles de imágenes con archivos policiales