Un Dickens histórico y digital

Newell ofrece una versión de «Grandes esperanzas» que recrea el Londres de los albores del XIX con rigor ambiental y el avance de la tecnología digital