«Yo lo que quería era ser bombero»

Al chef más famoso de la tele le tiraba lo de apagar fuegos, pero no sabía que le tocaría enfrentarse a tantos sin manguera. Sus peores «Pesadillas» son las del programa, porque en la vida real Chicote se siente un afortunado que peleó mucho desde que con 17 años se estrenó como cocinero... ¡en Baiona!

«La grasa de la campana la puso el programa».Alberto Chicote ha hecho famosas su «coloridas» camisas.

Amenazan con demandar a «Pesadilla en la cocina»

Los hosteleros críticos con el programa, con los responsables del Irlanda de Ferrol al frente, celebrarán hoy un encuentro en Madrid en el que estudiarán qué acciones llevarán a cabo