Protestas contra el nuevo presidente en São Paulo

Brasil, una crisis lastrada por la corrupción y las religiones

El culebrón político brasileño, que tiene como estrella a Dilma Rousseff, la primera mujer que llegó a la presidencia de uno de los países más conservadores de América Latina, alcanzó en la madrugada del pasado jueves su momento más álgido: la aprobación de su impeachment, o lo que es lo mismo, la apertura de un juicio político para definir sus responsabilidades en el maquillaje de las cuentas públicas para camuflar su déficit con fines electorales.

Lula da Silva toma posesión como ministro de la Casa Civil.Un hombre vende sombreros y globos con ilustraciones de la presidenta Dilma Rousseff y el exmandatario Lula Da Silva durante una manifestación contra el actual Gobierno.

Lula, un ministro sin funciones

Un juez anula de forma cautelar su nombramiento y no podrá ejercer hasta que se resuelva la decisión judicial