Los hosteleros asturianos denuncian un control desmesurado de las terrazas

Seis de cada diez negocios de hostelería estarán abiertos a mitad de semana

Imagen de una sidreria en Oviedo que aprovechando el buen tiempo ha decidido este sábado para reabrir sus puertas.
Imagen de una sidreria en Oviedo que aprovechando el buen tiempo ha decidido este sábado para reabrir sus puertas.

El lunes soleado y las terrazas pudieron dar una impresión equivocada de la apertura de la hostelería asturiana en el primer día de la Fase 2. La patronal de hostelería y turismo de Asturias indicó que todavía está recabando los datos concretos sobre el porcentaje de establecimientos que abrieron sus puertas pero apuntó que esperan que llegue a un 40% ó 60% a mitad de la semana, el miércoles, cuando especialmente los restaurantes cuenten con la materia prima precisa y la certeza sobre el aforo permitido para levantar la persiana.

A primera hora del lunes el aforo permitido por los decretos ministeriales era del 40% para la Fase 2, pero la normativa daba margen para que las comunidades pudieran incrementar ese porcentaje y así lo hizo Asturias, aumentando hasta el 50% la capacidad de los negocios. Una medida que entrará en vigor este martes tras su publicación en el BOPA.

El presidente de Otea, José Luis Almeida insistió en que «no tiene sentido abrir por abrir» y que todavía son muchos los establecimientos que ven difícil sacar rentabilidad a la reapertura con las estrictas limitaciones del desconfinamiento. «La climatología estos días juega a nuestro favor y quienes tienen terraza han aprovechado para poder abrir dentro también», destacó pese a su malestar por las, a su juicio, desproporcionadas medidas de inspección sobre el espacio en las terrazas en los últimos días.

En este sentido, Almedia señaló que «los ayuntamientos nos dicen que van a echar una mano pero, a la hora de la verdad, en las terrazas hay un control desmesurado por parte de los organismos públicos y en esta situación es muy difícil mantener un negocio y rentabilizarlo» y se preguntó de forma retórica si «por la autopista vamos todos a 120 ¿no?».

El presidente de la patronal de la hostelería en Asturias reclamó que el Ejecutivo nacional fije una normativa común para el conjunto del Estado y recordó que los hoteles se mantienen cerrados y que el turismo no es posible. «Le decimos al Gobierno de España que hay que sentarse con este sector para trabajar y hablar de lo que necesita que es financiación, un plan estratégico, unos ERTEs diseñados ad hoc para el sector turístico porque si no va a haber muchas empresas que van a cerrar».

En todo caso, Almeida destacó su confianza en la profesionalidad del sector y en la respuesta que en los últimos días ha tenido la mayor parte de la sociedad con las primeras aperturas. «Desde Otea en Asturias hemos puesto a disposición de todos los asociados un curso gratuito contra el COVID-19, sobre cómo se tiene que formar el personal de hostelería; y en Asturias hay más de 1.500 empresas registradas sacándose el curso, si se multiplica por cuatro o cinco trabajadores, es muchísima gente la que se está formando».

El aforo en las playas

El presidente de Otea destacó en todo caso que esperaba que el Gobierno central se reuniera con las patronales nacionales para acordar un plan de fomento para el sector y reclamó que tuviera en cuenta sus consideraciones. 

«Por ejemplo las playas, a nadie se le ocurre decir que tiene que haber seis metros de distancia desde la orilla, oiga ¿pero usted no conoce el norte de España que las pleamares nuestras igual son de 30 metros? Mi pregunta es, la gente que pasea por La Castellana, que vimos las fotografías ¿no había allí un control de aforo? ¿y en los paseos marítimos hay control de aforo? Pues en las playas tendrá que apelarse al respeto personal de cada uno por los metros. Yo en los paseos no veo aforo, ni en La Castellana, no sé por qué tenemos que tenerlo en las playas».

Asturias exigirá mascarillas en las playas si no se respeta la distancia de seguridad

Una mujer se baña en la mañana de hoy lunes en la playa de San Lorenzo de Gijón.
Una mujer se baña en la mañana de hoy lunes en la playa de San Lorenzo de Gijón.

Los ayuntamientos del litoral reclaman fondos extraordinarios y la ayuda de las fuerzas de seguridad del estado para controlar los arenales

Si no se puede garantizar la distancia de seguridad, habrá que llevar la mascarilla a la playa. Los alcaldes de los 19 concejos del litoral asturiana han celebrado una reunión telemática convocada por la Federación Asturiana de Concejos (FACC) para analizar la orden del 23 de mayo que marca el tránsito, la permanencia y las actividades deportivas en las playas, cumpliendo las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias. En este contexto, los alcaldes han acordado unas directrices generales que cada uno dictará a través de bandos municipales. Esos bandos establecen que la utilización de las playas es «libre, pública y gratuita para los usos comunes y acordes con su naturaleza y conforme a las normas adoptadas por las autoridades sanitarias». Asimismo recordarán a los usuarios que deberán respetar la distancia de seguridad establecida tanto en los accesos como en el propio arenal. «Se exigirá el empleo de mascarillas si no se asegura el distanciamiento interpersonal de la normativa aplicable en cada momento», ha indicado la FACC al término del encuentro.

Seguir leyendo

Comentarios

Los hosteleros asturianos denuncian un control desmesurado de las terrazas