El colapso turístico de Asturias: cinco lugares en los que tendrás que hacer cola

Quienes los visitan reconocen que casi todos merecen la pena, pero mejor madrugar o ir en otra época del año al estar masificados prácticamente durante todo el día

Turistas en el Mirador del Fito con los Picos de Europa al fondo
Turistas en el Mirador del Fito con los Picos de Europa al fondo

Redaccion

Procurar evitar lugares con afluencia masiva de visitantes. Es uno de los consejos, ante las circunstancias excepcionales de la pandemia de coronavirus, de este verano turístico en Asturias. Pero como la realidad suele ser tozuda, en algunos lugares turísticos de Asturias se repiten las mismas escenas sobre todo durante los fines de semana, e incluso por semana. Colas de casi una hora, vueltas y más vueltas para encontrar aparcamiento y, al llegar al ansiado destino, incluso hay quien se decepciona porque está masificado.

Son muchas las personas que, a través de las reseñas de Google Maps, están contando sus experiencias en los sitios que han visitado este verano en Asturias. Estas son las que se han ido dejando en la última semana sobre cinco lugares, algunos muy emblemáticos, pero que están a rebosar. 

Mirador del Fitu

Subir al mirador del Fitu es toda una experiencia y, desde el mirador, la panorámica sobre la sierra del Sueve, los Picos de Europa y toda la costa es espectacular. «Y totalmente gratis». En eso coinciden quienes han subido por la revirada carretera que lleva al mirador en la última semana. Algunos advierten de que es territorio de vacas y de ciclistas, e incluso lamentan haber escogido un día nublado para visitar un mirador -«recuerda ir días sin nieblas o bajas nubes porque sino apenas se puede ver nada»-, pero sobre todo tener que hacer «una hora de cola por unas vistas de tres minutos para hacerte dos fotos».

Siempre hay quien asegura que «merece la pena la cola para subir al mirador» por ese ansiado selfie, pero abundan los comentarios en los que, pese a que el «lugar es muy bonito, no vale la pena invertir tanto tiempo: desde abajo del mirador ves casi lo mismo». También hay quien aconseja madrugar para sentirse realmente el rey del horizonte e incluso quien directamente recomienda subir fuera de temporada o «cuando ya no haya pandemia» para evitar «una cola absurdamente larga para subir a una plataforma de cemento» desde la que las vistas, insisten, son las mismas que desde abajo. 

Puente romano de Cangas de Onís

El Puente Romano, en Cangas de Onís
El Puente Romano, en Cangas de Onís

Hacerse una foto en el puente de Cangas de Onís es otro clásico del verano asturiano, pero también quienes lo han visitado estos días dejan unos cuantos consejos para quienes, por ejemplo, lo crucen sin caerse: «Hay que ir con buen calzado y pisando bien, el empedrado puede ser peligroso e incómodo».

Hay quien advierte de que «normalmente suele haber bastante gente visitándolo» y quien directamente considera que durante estos días «tiene demasiados visitantes» y que, pese a que es «muy bonito y está muy bien cuidado, está «masificado». No ocurre en los días de lluvia ni a primera hora -«mejor ir pronto porque se llena enseguida de gente» y, para aparcar, se explica que justo al lado del puente es complicado, por no decir imposible.

Santuario de Covadonga

Un grupo de monjas del Santuario del Real Sitio de Covadonga
Un grupo de monjas del Santuario del Real Sitio de Covadonga

En general, los visitantes consideran que el santuario de Covadonga, por su privilegiada situación enclavado en la montaña, es un sitio «mágico, espectacular e impresionante» en «medio de la nada». Pero, de nuevo, «abarrotado de turismo». Como los días que tiene pocos visitantes «se respira paz», en algunos comentarios se recomienda «subir muy temprano porque se llena de gente enseguida» -«subimos temprano y no había nadie, la visita en solitario fue un placer hermoso»- o a última hora de la tarde porque «en horas centrales está masificado». Aunque dependerá del día, si es lluvioso «es aún más espectacular». Unos cuantos visitantes no aconsejan visitar la basílica por dentro, «no es tan impresionante como el exterior» y, en todo caso, «lo más bonito es la cueva donde esta la santa».

Para aparcar, se aconseja de nuevo ir pronto para poder aparcar o hacerlo antes de la subida y «caminar un poco». Otros dicen que «ir en coche es misión imposible, pero tienen muy bien montado el tema de autobuses, con ticket combinado  para el santuario y lagos», aunque hay a quien no le gustara que «fueran a tope de gente y sin respetar las distancias de seguridad».

Hay incluso quien considera que como «todo el entorno es muy bello y se funde religiosidad, historia y naturaleza, el acceso de vehículos hasta el propio santuario debería estar mas restringido porque resulta algo peligroso y rompen la armonía» del conjunto.

Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri
Playa de Gulpiyuri

«Si leo antes los comentarios no vengo», comienza una turista su crítica, «en las fotos parece una cosa y luego es otra. No merece la pena desviarse para esto». El lugar en cuestión es la famosa playa de Gulpiyuri, que ha decepcionado a más de uno esta última semana. «En las fotos se ve más bonita, al llegar la marea estaba bajando y la verdad es que me esperaba otra cosa. Es bonita sí, pero nada de otro mundo», dice otra visitante. Que si la ven pequeña, que si no se ve el mar, que si es muy turística, que si fueron con marea baja, que si hay que mejorar el acceso, que si no hay donde aparcar y encima te ponen multa por dejar el coche donde no se debe…

Y, por supuesto, «está llena de gente». Pero a otros visitantes, pese a todo lo que esperan del lugar que se imaginaban encontrar, sí que les ha gustado: «Es una playa preciosa, pero no para pasar el día sino para verla y hacerse fotos. Está un poco masificada y no han sabido acondicionarla con parking ante la afluencia de visitantes».

Se insiste mucho en que la Policía multa a quien aparca en el camino. «Paramos cinco minutos para ir a la playa porque es curiosa de ver, pero pequeña para quedarse mucho tiempo. Lo peor es que nos multaron a todos los coches que habíamos aparcado en el camino de entrada, sin molestar a nadie y sin señalización». O que, una vez que se ha aparcado, se echa al menos media hora en conseguir salir con el coche.

Y otros, por increíble que les parezca a los anteriores, la disfrutaron solos: «Hemos ido a las siete y media de la mañana, buscando la pleamar y la playa ha sido para nosotros solos. Ha valido la pena madrugar. Maravillosa». 

Playa de San Antonio del Mar

Playa de San Antonio de Mar
Playa de San Antonio de Mar

 Cualquier playa de Asturias, si hace sol y encima es pequeña, va a estar llena, pero esta última semana ha despertado interés la cala de San Antonio del Mar por haberse coronado como la mejor playa de España del año 2020. «Sobrevalorada, famosa solo porque sale en las típicas listas de revistas. No merece la pena», dice un visitante reciente que posiblemente se esperaba algo más de sus 70 metros de ancho de aguas cristalinas y arena blanca.

«Al llegar petado de gente, apenas había hueco. Unas fotitos, descanso de media hora y a otra playa, más grande por supuesto». En Asturias, con más de 200 arenales repetidos por su costa, hay playas en las que no habrá tanto problema de espacio como en una cala tan pequeña…

Seis playas asturianas en las que no tendrás problema para guardar distancias

E. G. B.
Playa de Vega
Playa de Vega

Con más de un kilómetro de longitud tienen sitio de sobra para disfrutar de una jornada veraniega en la nueva normalidad

Asturias tiene más de 200 playas y calas a lo largo de su costa. En su mayoría, son pequeños arenales pero también hay más de una docena de playas que superan el kilómetro e incluso llegan a más de dos kilómetros de longitud. Este verano, debido a la pandemia de coronavirus, se hace imprescindible respetar al menos una distancia de dos metros entre bañista y bañista. Estas son ocho playas que te permitirán disfrutar de la nueva normalidad sin tener que preocuparte de mantener esa distancia de seguridad porque tienen más de un kilómetro de largo y, al no ser urbanas en su mayoría, algunas no suelen estar demasiado concurridas. Y si lo están, hay sitio de sobra…

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El colapso turístico de Asturias: cinco lugares en los que tendrás que hacer cola