El encanto de la imperfección

«Intocable», la relación entre un cuidador y un tetrapléjico, cierra con mucho humor el Festival de San Sebastián.