Asturias engrandece en oro y plata sus mejores valores

El Auditorio Príncipe Felipe acoge esta tarde la entrega de las Medallas de Asturias, que miran al pasado más remoto, a la emigración, a los logros profesionales individuales y colectivos y a la conservación del medio ambiente

Los premiados con las Medallas de Asturias 2018
Los premiados con las Medallas de Asturias 2018

Con el Día de Asturias a la vista y el Triple Centenario de Covadonga en el horizonte, el Principado entrega esta tarde sus máximos reconocimientos institucionales. Las Medallas de Asturias llegarán a manos de los premiados de este año en una ceremonia que se iniciará a las 19,00 horas en la sala principal del Auditorio-Palacio de Congresos Príncipe Felipe de Oviedo. Encabezada por el presidente autonómico, Javier Fernández, y los miembros del Consejo de Gobierno del Principado de Asturias en un acto precedido por un pleno institucional en la Junta General del Principado, a las 17,00 horas. Será el solemne momento en el que Asturias reconozca instituciones, iniciativas, efemérides, esfuerzos individuales y colectivos y logros profesionales en los que se encarna lo mejor del Principado, y que este año miran en muy distintas direcciones: hacia los orígenes más remotos del territorio asturiano y hacia su futuro en Europa; hacia la vanguardia de la sanidad y de la solidaridad; hacia el pasado y el presente de la emigración y sus emblemas o hacia quienes porfían por seguir dando sentido al marbete de Paraíso Natural que identifica a Asturias ante el mundo. El presidente del Centro Asturiano de Buenos Aires, Juan Manuel Posada, tomará la palabra en nombre de todos los galardonados, y la intérprete Marisa Valle Roso con Emilio Rivera (guitarra) y con el Coro Minero de Turón intervendrán también en la ceremonia.

Oro para los descubridores de Tito Bustillo

El Oro se hunde este año en las entrañas de la montaña asturiana y en su pasado más remoto. Lo hace coincidiendo con el cincuentenario del descubrimiento de las pinturas rupestres de Tito Bustillo, que abrieron una puerta sin precedentes hacia el legado de los primeros pobladores del territorio que ahora es Asturias. Para ello fue necesario que una mezcla de azar y osadía guiase por las galerías del entonces conocido como Pozu'l Ramo los pasos de un grupo de jóvenes montañeros y espeléologos de Ribadesella a los que esta tarde se concederá el máximo homenaje del Principado: Ruperto Álvarez Romero, Eloísa Fernándz Bustillo, Pilar Gonzñalez Salas, Amparo Izquierdo Vallina, Pía Posada Miranda, Adolfo Inda San Juan y -en ausencia, pero muy presentes- Fernando López Marcos y Tito Fernández Bustillo, el malogrado joven cuyo nombre quedó para siempre asociado a una cueva que encierra uno de los mayores tesoros mundiales de la pintura rupestre, reconocida como Patrimonio Mundial y convertida en el símbolo más ancestral de Asturias.

Oro para los centros asturianos centenarios

Otro pasado, este mucho más reciente pero igualmente amarrado a la esencia de lo asturiano, tiene también su reconocimiento engarzado sobre otra efeméride: el paso de la línea de los cien años de existencia. Todos los centros asturianos que esta tarde recibirán su Medalla de Oro en Oviedo la han cruzado ya como símbolo pasado y actual de los flujos que, a través de la emigración, vinculan Asturias con el mundo y revierten de vuelta a su suelo materno. Son once los centros centenarios a los que se homenajea institucionalmente por su papel como embajadas de asturianía, puerta de entrada y acogida a los emigrantes, emisarios de la cultura y las esencias asturianas y entidades comprometidas también con la mejora de Asturias: el Centro Asturiano de México, Centro Juventud Asturiana de Siero y Noreña en Buenos Aires, Asociación Civil Unión y Progreso Social y Recreativa Residentes del Ayuntamiento de Degaña en la República Argentina, Sociedades, Clubes y Uniones de La Habana, Centro Asturiano de Buenos Aires, Centro Asturiano de Mar del Plata, Centro Asturiano Casa de Asturias del Uruguay, Centro Asturiano de Santa Fe, Centro Asturiano de Rosario, Centro Asturiano de Tampa y Centro Asturiano de Madrid.

Plata para un defensor de Asturias en Europa

Otra forma de proyección de ida y vuelta de Asturias en el exterior es la que ha marcado la vida profesional de Diego Canga Fano. Desde una larga lista de puestos de alto funcionario en las instancias europeas -ahora como jefe del gabinete del presidente Tajani- este ovetense nacido en 1964 ha ejercido como europeísta de credo y ejercicio, pero siempre atento a la defensa de los intereses asturianos. Licenciado en Derecho, especializado en Astunos Europeos, bregado en el Consejo, la Comisión y el Parlamento y ante las altas instancias judiciales eurocomunitarias, desempeñó también un importante papel como mediador para evitar el cierre de empresas multinacionales radicadas en Asturias.

Plata para el internista que impulsó los trasplantes en Asturias

La sanidad está presente por partida doble este año, con una efeméride colectiva y un nombre propio. Especialmente sentido y emocionante será recordar esta tarde este último nombre, puesto que por desgracia es a título póstumo: el de Jesús María Otero Hernández, Chus Otero, el internista zaragozano arraigado en el Principado que durante sus 45 años de ejercicio de los que acababa de jubilarse se convirtió en la punta de lanza de los trasplantes en Asturias. Su tenaz trabajo primero como coordinador en el Huca y después a escala autonómica ha dejado el mejor fruto posible, con una de las más elevadas tasas de donación de órganos de España y, por tanto, del mundo.

Plata para los cincuenta años de un hospital

El logro sanitario colectivo es el de los miles de profesionales que desde agosto de 1968 atienden en Cabueñes las demandas hospitalarias de la mayor ciudad de Asturias y de sus comarcas limítrofes, incluyendo Villaviciosa. Los cincuenta años del Hospital Universitario de Cabueñes redondean su celebración con esta Medalla de Plata que reconoce su ingente labor sanitaria y la incardinación en la ciudad y su áre y de la que son destinatarios directos los 2.455 profesionales que trabajan en él y que solo el pasado año atendieron 435.000 consultas externas, más de 8.000 operaciones y 7.000 intervenciones sin ingreso, además de las 400 personas atendidas a domicilio, en un horizonte que afronta una ambiciosa amplación.

Plata para el oficio que sustenta el litoral asturiano

Las Medallas de Plata de este año recaen, también por patida doble, en muy distintos tipos de pescadores. Los primeros, los profesionales agrupados en la Federación de Cofradías del Principado ejerciendo una exigente profesión de la que depende toda la vida, la buena salud económica y la identidad misma del litoral asturiano. Desde su creación en 1980, la Federación busca la unidad para plantar cara a una profesión que ya no solo encara la dureza de la mar, sino también el rigor de las cuotas y las restricciones pesqueras y dificultades económicas de todo tipo que endurecen por un lado lo que las mejoras tecnológicas han suavizado por otro..

Plata para los pescadores que aman el Narcea

La Medalla de Plata que falta en el elenco de reconocimientos del año es para otros pescadores muy distintos: los que no solo echan su caña en el Narcea sino que, por amor al río, vienen desarrollando un importante esfuerzo para el cuidado y la repoblación de su ecosistema desde la Sociedad de Pescadores Las Mestas de Cangas del Narcea, con iniciativas como el centro ictiogénico de Quintana, en Pravia, desde el que se refenera la población de salmón y trucha del caudal.

Esfuerzo, ilusión y persevrncia

Pescadores alocados de agua dulce, como los llama Enrique Berrocal, empeñados en la conservación del ecosistema fluvial del Narcea… millar de asociados

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias engrandece en oro y plata sus mejores valores