¿Por qué han tenido que cerrar?: la respuesta a la cultura y a la hostelería

«Los expertos nos dicen que la situación sería infinitamente peor», asegura Barbón

Concentración de hosteleros en Gijón
Concentración de hosteleros en Gijón

Redaccion

«La situación es crítica y muy compleja, más de lo que pensábamos». La segunda ola de la pandemia de coronavirus, cuando ya se habla de una tercera e incluso una cuarta, está siendo muy agresiva en Asturias. Hay más de un millar de hospitalizados, solo en los dos últimos días han fallecido casi medio centenar de personas y, aunque el dato de los contagios diarios de ayer bajó incluso de los 250 nuevos casos detectados, «es pronto para saber si se trata del efecto del fin de semana o estamos ante un cambio de tendencia».

Así lo ha explicado esta tarde el presidente regional, Adrián Barbón, que ha apelado en varias ocasiones a la responsabilidad de cada uno para reducir la movilidad y los contactos sociales -«cuanta menos movilidad y contactos, menos contagios, eso es evidente»- al mismo tiempo que ha recordado que Asturias es la comunidad autónoma con las medidas más restrictivas precisamente dada su extrema situación de vulnerabilidad por tener la población más envejecida de España.

Ante las quejas y las críticas de los sectores afectados, también ha querido también explicar por qué se han cerrado determinadas actividades económicas, incluso aunque en algunas de ellas no se hayan registrado brotes como en el caso de las relacionadas con la cultura. La explicación, en todo caso, es extensible a todos los sectores afectados como la hostelería, el comercio, el turismo o los deportes: «Los epidemiológos dicen que no se cierran porque haya brotes sino que se busca reducir la movilidad y la interconectividad social, es decir los contactos estrechos, y es la manera de convencer a la gente de que nos tenemos que acostumbrar a esta situación para bajar la presión hospitalaria. Por ello, es importante reducir nuestras salidas de casa solo para trabajar, estudiar y hacer las compras esenciales».

¿Han sido útiles las medidas restrictivas adoptadas en Asturias, que el pasado 2 de noviembre decretaba precisamente el cierre de toda actividad económica no esencial? «Los expertos nos dicen que, de no haberlas tomado, estaríamos infinitamente peor. Habría más contagios y las muertes, que ya son demasiadas, serían muchas más», ha asegurado Barbón, que ha explicado que esta misma semana se anunciarán nuevos cierres perimetrales en otros municipios, aparte de que se mantienen los de Oviedo, Gijón y Avilés, y que el próximo lunes se analizará si la situación epidemiológica permite plantearse la apertura del comercio minorista.

«El comercio, la hostelería, el turismo, la cultura y los deportes son sectores claves y soy consciente de las críticas. Somos muy conscientes y tienen que saber de pitarra mano que tenemos muy presentes a los colectivos que peor lo están pasando debido al cierre de su actividad», ha resaltado también Barbón, que ha recordado que el Principado va a destinar más de 33 millones de euros en ayudas para los sectores afectados.

También la negociación presupuestaria del año que viene a encaminada a lo mismo. «Vamos a tener que convivir con la pandemia durante todo el año y el primer acuerdo al que hemos llegado con IU es crear un fondo de rescate para aquellos colectivos que se ven afectados por la pandemia para activar esas ayudas de inmediato, compensando sus pérdidas y ayudándoles a seguir». Unas ayudas, al igual que las que ya se pueden solicitar a partir de hoy y del próximo jueves, que serán complementarias con las que apruebe el Gobierno de España y los propios ayuntamientos asturianos, a los que Barbón ha conminado «a que sean sensibles» en ese sentido.

Con esta semana, en la que se cumplen precisamente dos semanas desde la entrada en vigor de estas medidas restrictivas, como determinante para conocer si han resultado efectivas, Barbón también ha explicado que la petición al Gobierno de España de un confinamiento sigue encima de la mesa como cuando se planteó el pasado 2 de noviembre. También ha pedido a ayuntamientos y Delegación del Gobierno, que participan en el comité de crisis junto con la Administración autonómica, que sean «escrupulosos y contundentes» en la aplicación de las medidas que el Gobierno pone en marcha. «Teniendo en cuenta esta crítica situación en la que se están incrementando los ingresos, nuestro personal sanitario necesita que reduzcamos los contactos y la movilidad, necesitan que les ayudemos a seguir adelante», ha solicitado también.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Por qué han tenido que cerrar?: la respuesta a la cultura y a la hostelería