«Si me metía una raya, pensaba en mi padre»

En solo cinco días, el libro de Belén Esteban ha batido récords de ventas y la ha vuelto a posicionar como un fenómeno popular incombustible. En él confiesa que por fin es un ser feliz tras varios meses de lucha consigo misma