Tusk con el primer ministro irlandés, Teo Varadkar, en la sede del Consejo Europeo

Fisterra, extremo occidente do vello mundo

«(...)Este confín, a Costa da Morte, é visitado por sabios que se perderon en preguntas na inmensidade do cosmos, como Stephen Hawking, entre tantos outros. Promontorio, antoloxía do panteísmo galego. Asunto ca contado por Benjamín Trillo nun libro exemplar (...)»

Tusk con el primer ministro irlandés, Teo Varadkar, en la sede del Consejo Europeo

El amigo americano da la espalda

May pide ayuda a Trump tras la decisión de Washington de imponer un fuerte arancel a una fábrica de Bombardier en Irlanda del Norte, un territorio clave para el Gobierno londinense