La luz única de Vittorio Storaro

El principal problema de «Café Society» reside en el actor Jesse Eisenberg: envarado, antipático, cruce imposible de unos mozos Joseph Cotten y Jean Louis Trintignant, pero sin su talento