Gijón y Oviedo, a dos velas

La irrisoria inversión en las dos principales ciudades pone en pie de guerra a la mayoría de las fuerzas políticas