.

De Lorenzo, deuda en diferido

Las sentencias sobre polémicas operaciones urbanísticas del anterior alcalde cuestan 55 millones de euros a la ciudad por decisiones judiciales y condicionan las inversiones locales